Todos los aires de Buenos Aires

Extrañaba estar de vacaciones.

Buenos Aires, Argentina: un viaje esperadísimo que estuvo lleno de experiencias, vino y muchísima inspiración. Ufff de ufffes para contar porque fue mi primera vez allá. La verdad es que me encantó la ciudad, sus colores, sus aires (calientes, fríos, locos) y su melodía de voz.

 

Hermosos jacarandás, calor salvaje, frío antojadizo, lluvia torrencial, conciertos cancelados, cacerolazos multitudinarios, zapatos lindos, cueros (en todo sentido), moda callejera, carne exquisita, vino todos los días, teatro, fútbol, tango… y todos mis sentidos agradeciendo la travesía y pidiendo repertirla pronto. 

 

Un adelanto en imágenes sobre lo que fue mi segunda luna de miel, ché…

collage buenos aires 2012

Zambos en Buenos Aires, 2012

Recordando mi último viaje a Cusco

Del baúl de los recuerdos saqué mi último viaje a Cusco:

Un viaje excelente: regresé al Cusco luego de 18 años… por supuesto con buena compañía: mi mejor amigo Oswaldito (Tomás). Fue un viaje para REconocer los lugares por donde anduve de niña y para REdescubrir el encanto del Cusco y de las buenas compañías.

Mira el álbum “Recibiendo el 2009 en Cusco”

Ahora que lo pienso, fue una excelente manera de recibir un año que traería gratas sorpresas (Pepe <3)

Energía purita.

Cusco, 2009

Lunes. Vacaciones.

Y estuve en Paracas el jueves y viernes. Pasó volando pero disfruté. Noche de viernes en Lima, por fin ver al zambo. Sábado A.M. petacas al carro y ocho días de ocio purito esperándonis.
Vacaciones de verano. Boca León. Sol, mar, amor, familia y desconexión. ¡Qué rico!
Hoy es lunes y no hay casi nada de gente en la playa. El día se hace largo, largo para disfrutar. Algo así como el amor está en el aire.

image

……..More

Bye, bye vacaciones (hasta luego, vaquitas)

Días de amor, familia, amigos. De risas, de loreos, de bulla. Casa llena. Corazón lleno. Mi cumpleaños, (tú) mi perfecto compañero, mis platos favoritos. Películas que por fin vi(mos). Playa, piscina, teatro. Abrazos. Alegrías. Reencuentros (por fin). Cuadernito morado (de enamorados).

Una semana fue suficiente. Recobré energías, disfruté mucho verte en mi casa como uno más de mi familia (que lo eres ya) y ahora solo sé que el resto de vacaciones que me toque tener en la vida quiero compartirlas contigo, mi amor, mi cómplice, mi todo.

Te amo. Ahora sí, de vuelta al barrio.