Nuestras bodas de algodón <3

2 años. 24 meses. 730 días. 17,520 horas. 1´051,200 minutos.

Feliz aniversario, mi amor. Dos años como esposos y mucha felicidad. Es paja saber que todos los días nos queremos un poco más, que siempre seguimos aprendiendo, que no hay momento en el que no chambeamos en nuestra mejor empresa: nuestro matrimonio. Yo me encargo de hacerte feliz a ti y tú a mí. De eso se trata, nos lo hemos propuesto.

Y quiero decirte que el balance de estos dos años es más que positivo…

Mucha gente piensa que vivimos en una nube, que nunca peleamos y que todavía estamos en la “etapa de tórtolos”, pero pocos saben que discutimos varias veces a la semana, que somos súper distintos y que hemos pasado por momentos difíciles. Y no es que celebre eso, pero estoy segura de que todo lo malo nos ha fortalecido, nos ha hecho, incluso, mejores personas.

Porque luego de una pelea, valoro mucho que vengas a mí (aunque yo sea la culpable), me des un abrazo y me animes a dar vuelta a la página.

Porque aunque tengamos gustos diferentes, te bancas mis canciones en el carro, mis películas favoritas y me acompañas a mis conciertos.

Porque bajas tu velocidad de Meteoro cuando yo estoy en el carro (aunque lo hagas para no escucharme renegar, jaja)

Porque incluso cuando la U mete gol, te aguantas para no celebrarlo en mi cara.  

Porque me animas a soñar y te embarcas en mis proyectos con fe, con entusiasmo y con orgullo.

Porque tienes el alma de un niño y contigo todo es divertido…

Porque en los momentos más, pero más difíciles me has hecho sentir que Dios sabe porqué hace las cosas y me has sabido levantar…

En verdad, zambito, podría enumerar un sinfín de cosas que me gustan y valoro de ti, pero sería escribir demasiado.

Sé que vendrán para nosotros tiempos aún mejores. Con el mismo punche de siempre, con la misma pasión, entusiasmo y ganas del comienzo, sé que sabremos responder a cada una de las experiencias que nos toque vivir.

Te amo mucho, incluso más que hace dos años.

Y el compromiso está intacto.

Yo, después de dos años, sigo “eligiendo nosotros” (I choose us, baby)

VI

Hoy cumplimos seis meses juntos.

Medio año de complicidad oficial.

Siento sesenta y siete días en los que nos hemos comprometido como nunca antes en nuestras vidas.

Más de cuatro mil horas compartiendo y creciendo juntos.

Este tiempo es especial… y pensar que es solo el inicio.

Realmente pienso que el tiempo es relativo cuando se habla de amor.

 

¿Sabías que el número seis es referencia de amor eterno entre los que lo comparten? Pues sí… y lo descubrí en wikipedia.

Hoy cumplimos seis meses, nos casamos el 24 de setiembre: 2 + 4 = 6. O sea: buenas noticias.

¡Feliz mesario, mi zambito!

Nuestro sietemesario

Te amo porque estuve enamorada de ti antes de que yo misma lo supiera (o aceptara). Siempre recuerdo la increíblemente alucinante historia que tenemos: desde ese primer contacto visual, pasando por nuestro primer cruce de palabras. Amo que me gustes tanto. Amo releer nuestros chats y correos electrónicos, así recuerdo cómo pasamos de ser amigos a ser cómplices, enamorados y novios. Amo tu forma de mirarme y las estrategias que tienes para hacerme sentir siempre linda e interesante. Amo contarte todos mis secretos, saber que serás mi cómplice eterno. Amo tus besos, tus abrazos, tus miradas, tus sonrisas coquetas. Amo la forma en la que comes y te amo más cuando intentas cocinar. Te amo porque eres romántico, detallista y aguantas que yo sea cursi. Amo verte manejar, correr, caminar. Amo almorzar contigo, esperar que se acabe el día para verte. Amo planear mi vida a tu lado. Amo imaginar cómo serán nuestros hijos. Amo saber que siempre te cuidaré y siempre me cuidarás. Eres mi complemento perfecto, mi rock star favorito, mi hombre ideal, mi ejemplo y mi motivo. Haces que me sienta plena y completamente feliz (como nunca antes). Amo celebrar siete meses a tu lado, amo saber que en cinco meses serás mi esposo. Te amo.

VI

Hoy cumplimos seis meses juntos.
Medio año de complicidad oficial.
Siento sesenta y siete días en los que nos hemos comprometido como nunca antes en nuestras vidas.
Más de cuatro mil horas compartiendo y creciendo juntos.
Este tiempo es especial… y pensar que es solo el inicio.
Realmente pienso que el tiempo es relativo cuando se habla de amor.

¿Sabías que el número seis es referencia de amor eterno entre los que lo comparten? Pues sí… y lo descubrí en wikipedia.
Hoy cumplimos seis meses, nos casamos el 24 de setiembre: 2 + 4 = 6. O sea: buenas noticias.
¡Feliz mesario, mi zambito!