Tu primera papilla

Hijita. Hoy ha sido un día especial en tu vida porque probaste comida por primera vez. Desde tempranito te alisto con babero y todo y luego fui a comprar los ingredientes para ponerme a hacer lo que menos he hecho en mi vida: cocinar. Pero como es para ti todo fluye con mucho amor.

Hoy mezclamos un poco de quinua, zapallito loche, papa y pollo con mi leche y al parecer te gustó. Al mediodía con mamama y la tía Patty de público comiste unas pocas seis cucharaditas y con eso inauguraste una nueva etapa. Y más tarde cuando tu papi te dio tu cena sí que lo disfrutaste,  saboreaste y sentiste mucho más.  Me encantó ver que eres una niña feliz. También probaste agua pro primera vez y te fascinó, con grititos pedías más así que al parecer te pareces a mi en eso.

Hoy fue un día especial. Casi seis meses de lactancia materna exclusiva.  Hoy día he dejado de ser tu único alimento, pero sigo siendo el más importante. Desde que naciste he tenido la fortuna de poder alimentarte solo con mi leche y eso nos ha conectado de una hermosa manera.

Eres una bebita todavía pero es evidente que creces cada día más.  Qué bendición tenerte y verte crecer cada día más.

Ser mamá es agotador. Pero es un agotamiento sublime, que no se siente como tortura sino que se disfruta con un peculiar placer.

Hoy ha sido un día especial mi chiquita y vendrán aun  muchos mas. Seguiré reportando para que conforme crezcas te vaya contando estas vivencias.