UN DÍA A LA VEZ

No es novedad que el tiempo vuela. Incluso tengo la ligera sospecha de que en esta era se está pasando más rápido. Aunque quizá esa percepción sea la de una persona que vive en una acelerada ciudad, dentro de una acelerada época. Sea como fuere, el tema es que pasa volando y uno mismo tiene que poner la cámara lenta o hacer pausas para disfrutar la vida y no simplemente dedicarse a verla pasar. Y no es fácil. A veces yo misma estoy sumergida en el “qué pasará mañana” y me olvido del mero mero presente. Así que de cuando en cuando, por ejemplo en madrugadas como esta, me tomo mi tiempo. Le acabo de dar leche a Lorenita en el silencio de esta hora, y sin prisas porque no tenemos que salir ni ordenar la casa ni hacer nuestra rutina de estimulación… y he sentido lo maravilloso que es tener esa paz horaria. Entonces yo misma me he propuesto ir sin prisas cuando amanezca. No vale pensar en qué me falta hacer mañana, a quien tengo que llamar, dónde tengo que ir, cómo será cuando nos mudemos, cómo te irá en la guardería, qué tan difícil será salir temprano cuando regrese a trabajar. Solo pensaré en lo que pasa en el instante para disfrutar de verdad. Y cuando tenga momentos libres escribiré o leeré, quizás también sea bueno escribir cosas a mano. Trataré de dejar el celular de lado y también dar más paseos al aire libre contigo, mi chiquita linda de enormes ojos y cara seria.

tiempo

Anuncios

dale, comenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s