Martes: cásate, embárcate, de tu casa apártate…

Receta casera para hacer de un martes cualquiera un día especial.

Levántate contenta. Agradece.
Abraza a tu esposo.
Marmotea en la cama un rato.
Comenta las noticias con él.
Arréglate.
Deja que te vea bonita.
Despídete con un beso.
Sube a tu carro, cambia de ruta.
Reza.
Canta.
Retoca tu maquillaje.
Saluda a quien te topes en el ascensor.
Entra a tu oficina sonriendo.
Trabaja, aprende, apunta. Sigue aprendiendo.
Pide ayuda si no sabes y agradece a quien te ayuda.
Escríbele a tu esposo para que sepa que estás pensando en él.
Almuerza saboreando cada bocado.
Conversa, distráete, sonríe y vuelve a empezar.
Cuando ya sea hora de irte y quieras quedarte un tiempo extra para avanzar más, cambia de idea.
Hazle caso a tu esposo, que te mensajea al celular.
Acepta la cita con él. Dense tiempo juntos.
Regresa a tu casa con ilusión.
Salúdalo con amor.
Ponte linda, bombón…
Piropéalo también.
Amárrale las zapatillas.
Salgan a comer.
Alejen los celulares.
Compartan, conversen, ríanse.
Mírense. Hagan planes. Sueñen juntos.
Sigan siendo cómplices.
Disfruten cada bocado.
Paguen la cuenta sin culpa.
Agradezcan.
Miren lo linda que se ve Lima en las noches.
Lleguen a casa contentos.
Dense un beso de buenas noches…

V.

20130313-015928.jpg

dale, comenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s