¡Pero qué bonita familia!

Te debía este post, amor.  Y te debo todavía varios más, pero tenme paciencia que ya empecé a ponerme al día. Solo aclaro que no es falta de ganas, es el tiempo el que se escurre y al final del día, después de tanto escribir en la chamba, me ganan las ganas de estar contigo en vivo y luego  quedo agotada. Pero ya agarro el vuelo nuevamente. Allá voy.

El domingo 24 de enero de 2010 fue un día especial. Casi sin haberlo planeado demasiado, logramos el primer encuentro entre nuestras familias. Y ahora que lo escribo retrocedo un poco en el tiempo y recuerdo todo lo que hablábamos cuando aún éramos solo amigos, cuando confesábamos que secretamente estábamos convencidos de que nuestras familias se llevarían muy bien.  Y así pasó, mi vida, y hasta fue más perfecto de lo que imaginábamos.

Habíamos ido a Pulpos desde el viernes en la noche. Fuimos el viernes al concierto de los Hermanos Yaipén en Vocé del Sur. Nos divertimos como siempre. Y el sábado recuerdo que no había salido mucho sol pero igual fuimos a caminar por la playa hablando e imaginando nuestro futuro, conversa que continuó hasta que llegamos a la casa y nos embotellamos en una tonta discusión en la que yo expuse todísima mi sensibilidad. Al final, como siempre, nos amistamos y fuimos juntos a Naplo porque Carolina había organizado una reunión en su casa. Y me pasó que estando en el mismo escenario en el que estuve tantas veces, con las mismas personas con las que he pasado tantas cosas, me sentía completa solo cuando me encontraba en tus ojos. Porque ahora pasa eso, zambito, no hay nada completo si no estás tú en el cuadro. Y así pasaron algunas horas y nos regresamos a la casa, entre “paradas felices y silenciosas”, llegamos y caímos pronto en los brazos de Morfeo.

Ring, ring, ring. Ok, los teléfonos ya no suenan así, pero la mañana del domingo era muy temprano cuando sonó mi celular. Al principio nos daba flojera contestar pero cuando lo hicimos era Walter quien estaba llamando. Ese domingo hubo sol y el anuncio de que todos los Pinedo Saldarriaga estaban camino a la playa advertía ya lo familiar y especial que iba a ser el día.

No solo Walter y su familia se animaron a ir a la casa, también Susy, Fernando y Thiago y los papás de Pepe con Juan Francisco. Casi todo el familión en pleno. Y yo estaba tan feliz. Lo primero que hice fue ir donde mi mamá a contarle que iría la familia de Pepe a la casa y ella se alegró sin expresarlo demasiado. Creo que ella también estaba nerviosa. No tardaron mucho en llegar y me sentí feliz de ver a Bruno, Ana Lucía y Alessandra felices chapotear en la piscina. Me encantó también ver a Susy , Fernando y Thiago, la familia más joven, relajándose mientras dibujaban cien mil sonrisas al ver al bebe patalear. Me emocionó ver la excelente disposición de mi mamá, su efusividad al saludar a todos, su sonrisa amplia que expresaba la satisfacción de saber que me enamoré de una persona que no solo es quien es por obra de magia, sino por la familia encantadora que tiene atrás. Y esa sonrisa de mi madre reafirmó toda mi seguridad.Quienes llegaron más tarde fueron Juan Francisco y los papás. Ahí es donde venían mis nervios… y creo que eran los normales, pero desaparecieron cuando todos los personajes disfrutamos de un ameno almuerzo. Fue realmente genial. Todo encajaba y los hechos superaron nuestras expectativas. Las risas, las anécdotas y, en general, el compartir en familia no tiene precio. Esa fue la primera vez reconocí evidentemente que mi familia estaba creciendo, que yo ya tenía ganas de ser una Pinedo más.

El encuentro tan esperado, tan imaginado, tan soñado. Y el sol estuvo pleno desde temprano, como mandando una señal. El 24 de enero se conocieron nuestras familias y el 24 de setiembre nos verán casar. Sé que no somos los únicos felices, sé que ellos también lo están.

dale, comenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

La misma Mu

Otro blog. Misma Mu.

Pamela Acosta

El blog personal de Pamela Acosta

sanasingranos

Sí, el gluten me producía granos. Descubre cómo evitarlo comiendo delicioso y tips para mejorar tu salud usando productos 100% naturales!

mediavesania

un espacio de inspiración: amor, familia, maternidad, música y hobbies.

Dharma

Más que solo un blog

DISEÑO SOCIAL

Plataformas de comunicación y diseño orientadas al cambio social

A %d blogueros les gusta esto: